Querida Maria te despedimos con la alegría de haberte conocido y compartido tu amor por la Pedagogía Hospitalaria, tu amor por los niños, niñas y jóvenes que necesitan tanto afecto, contención y educación.

Tu humanidad se reflejo en la permanente y constante lucha por el derecho a la educación y al respeto que cada ser humano merece. Te queremos mucho y que Dios te reciba con la alegría y el júbilo que te lleva a El.

Este domingo a las 11:hrs se realizará una misa en el Santuario Cristo Flagelado de Coaniquem, para los amigos y familia que quieran acompañar en su partida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *